Hoy os voy a hablar de uno de los accesorios más importantes a la hora de hacer bodyboard, las aletas. Muchas veces las personas se preguntan si son necesarias para realizar este deporte. Mi contestación es un sí rotundo. Y os voy a dar las razones.

Razones para utilizar aletas de bodyboard

Lo más importante es la seguridad. Si no llevamos aletas de bodyboard, podríamos vernos metidos en una corriente y  no ser capaces de salir de ella. A parte de que los socorristas en las playas solo nos dejarán usar nuestro bodyboard en las zonas recomendadas para el baño.

Muchas personas se preguntan porque con una tabla de surf está permitido entrar al agua sin aletas y con un bodyboard no. La explicación es sencilla, la tabla de surf es más grande, tiene más volumen por lo que flota más y se desliza tan rápido o más que una persona que usa su bodyboard con aletas, y esto le haría estar en las mismas condiciones ante una corriente.

Las aletas nos darán la propulsión necesaria para coger la ola y salir con la velocidad necesaria para surfear la pared con comodidad y seguridad. En caso de no llevarlas, no seríamos capaces de coger las olas, y si la cogemos, lo más seguro que nos quedemos atrás y no logremos surfear la pared de la ola.

Otra de las razones y de la cual no nos solemos dar cuenta, es que tanto las piernas como las aletas nos sirven para agarrarnos a la pared en esos momentos en los que la ola se pone muy vertical, siendo algo parecido a lo que realizan las quillas. Si en el momento del take off (bajar la ola) levantamos las aletas del agua seguramente perdamos todo el agarre de la cola, se nos vaya el bodyboard de lado y perdamos la pared de la ola.

aletas de bodyboard

Estas son muchas de las razones  por las  que es obligatorio el uso de aletas de bodyboard. Además acordaros siempre de llevar puesto los sujeta-aletas, para evitar perderlas en el caso de que el labio de la ola nos golpee en ellas o en un revolcón, ya que si esto pasa nos quedaríamos sin aletas y se nos complicaría salir del agua.