Con la llegada de internet los surferos hemos encontrado un potente aliado para disfrutar en las mejores condiciones de nuestro deporte favorito. La red nos ha acercado al mundo de las previsiones meteorológicas, pero aún podemos aprender mucho más.

En este post desgranaremos cómo acceder a las previsiones para averiguar dónde están las mejores olas y pasar un buen rato, aunque ya sabemos que no hay nada como vivir frente a la playa y levantarnos temprano para comprobarlo… el sueño de todo surfista.mar_piscina

A la hora de consultar las predicciones del mar debemos tener en cuenta muchos parámetros. En esta entrada nos centraremos en los más importantes y sencillos.

Existen numerosas webs para acceder a previsiones meteorológicas, pero las más importantes son forecast y windguru.

Pautas a tener en cuenta:

En primer lugar, debemos averiguar cuáles son las condiciones idóneas de la playa que queremos surfear. Cada playa se comporta de manera diferente; unas necesitan más fuerza, otras sólo funcionan con marea baja, un tipo de viento determinado, etc. Una vez sepamos cuáles son las condiciones correctas para nuestra playa, ya estamos listos para analizar la predicción.

El siguiente paso que debemos dar es abrir el parte de olas de la web elegida y prestar especial atención a la dirección del oleaje, la fuerza de las olas, su frecuencia o periodo, la dirección del viento y el horario de las mareas.

Definición de cada uno de los parámetros:

1. Dirección de las olas: En función de la orientación de nuestra playa, la dirección de la ola afectará a su calidad. Esta dirección de cuantifica en grados como una brújula.

2. Periodo: Es el tiempo que transcurre entre ola y ola. Este dato nos facilita nuestra estancia en el agua; si el periodo es breve, el mar se asemeja a una pista de baches, lo que hace más complicado entrar al pico. A partir de 8 segundos se considera bueno para surfear.

Si el mar está fuerte, conviene que el periodo sea mayor para poder acceder a la ola con comodidad. Si en cambio, el mar está más calmado nos beneficiarán periodos menos prolongados para no alargar el tiempo de espera demasiado.

 

3. Fuerza y dirección del viento: Este dato es también vital para el surfero, ya que el viento es el encargado de la creación de las olas en mitad del océano. Una vez originadas, comienzan a viajar hasta la costa. Cuando esto ocurre, lo definimos como “mar de fondo”.

El viento nos puede aportar condiciones OFF SHORE (deseadas por todo surfista) haciendo que la ola se vuelva más hueca, con dirección tierra – mar o condiciones ON SHORE, con vientos con dirección mar – tierra, que originan una ola más blanda y apaisada. Este tipo de olas son las más apropiadas para los surfistas principiantes. Cuando no hay nada de viento decimos que las condiciones son GLASSY. Los surfistas disfrutamos de algo similar a una piscina con olas.

ola_glassy

4. La marea: La marea es el movimiento (hacia arriba y abajo) del océano por la tierra. Dos de los astros más dominantes de nuestro cielo, el sol y la luna, controlan el tiempo y la fuerza de las mareas. Este dato es fundamental, sobretodo, en los picos con fondos de roca ya que al bajar la marea aumentan las posibilidades de accidentes y golpes con las rocas.

Por ello, para surfear lo ideal es meterse en el agua cuando la marea está alta (sobre todo en lugares con rocas), aunque para los principiantes es mejor buscar fondos de arena y evitar posibles accidentes hasta que se adquiera un mayor control y estabilidad en la tabla.

marea

A través de este post hemos intentado explicaros los parámetros fundamentales que debéis manejar relacionados con las condiciones meteorológicas del mar para surfear. Cuando todos los condicionantes son perfectos, disfrutaréis sin duda, de un gran día de surf. Esto es lo que denominamos en el argot del surfista: “El Gran Miércoles”.

Espero que esta entrada os ayude a pasar muy buenos momentos en armonía con la naturaleza y respetando a los demás surfistas y al entorno.

Un saludo y… ¡al agua patos!