Todas aquellas personas que surfeamos, desde aquel que se inicia hasta el mismísimo  11 veces campeón del mundo Kelly Slater, nos planteamos cuál sería nuestra tabla de surf perfecta. Siempre debemos aceptar que la tabla perfecta no existe, el mar es muy exigente y siempre se ve afectado por muchos cambios a lo largo de un mismo día: marea, viento, fondos, etc.

Sin embargo poco a poco todo va mejorando y hoy en día es muy fácil acercarse a esa perfección de tabla inexistente. Internet aporta muchísima información que si sabemos cómo interpretarla, podremos disfrutar al máximo en cada uno de los baños que nos pegamos, sabiendo siempre que cada ola es diferente. Por ello debemos buscar algo siempre lo más polivalente posible si surfeamos durante todo el año, o algo más parecido a las olas de verano si es durante estos meses cuando surfeamos.

Si tienes menos nivel se recomienda tablas con gran anchura y flotabilidad para mejorar la estabilidad a la hora de levantarse, para ello aumenta la anchura de “nose” de tu tabla (punta de la tabla), te aportará una mejor remada, cogerás más olas y aprenderás más rápido.

Lo más importante al escoger tu tabla de surf es conocer tu peso y nivel para poder elegir los litros de flotabilidad necesaria para tu tabla. Después de esto jugaremos con diferentes alturas de la tabla, anchuras, grosor, rocker (curvatura de la tabla), tails (cola de la tabla), etc.

Como escoger los litros para tu tabla: Shortboard.

En la tabla GF (Guild Factor) se mide la relación entre el peso corporal del surfista  y el volumen (en litros cúbicos) de una tabla de surf. Cuantos más litros tenga la tabla esta flotara más y será más fácil levantarse.

Estos son algunos ejemplos de tablas según el tipo de ola, nivel, forma física y peso. Con esto podremos hacernos una buena idea de cuantos litros necesitamos en nuestra tabla. Para ello utilizaremos a una surfista de 72 kg (peso medio de un surfista) con diferentes niveles:

-Forma física normal y un nivel de principiante necesitaría aproximadamente:

Entre 40 y 46 Litros en olas pequeñas. Entre 39 y 42 Litros en olas buenas.

-Forma física normal y un nivel medio (recorre la pared de la ola) necesitaría aproximadamente:

Entre 31 y 35 Litros en olas pequeñas y entre 30  y 32 Litros en olas buenas.

-Forma física normal y un nivel intermedio/avanzado (recorre la pared de la ola con velocidad, intenta y termina maniobras) necesitaría aproximadamente:

Entre 26 y 30 Litros en olas pequeñas y entre 25 y 27 Litros aproximadamente en olas buenas.

-Forma física buena y buen nivel, sabrá que volumen es el adecuado para él, siempre teniendo en cuenta las medidas de sus tablas anteriores o tablas que haya utilizado anteriormente.

Sabiendo más o menos como calcular la flotabilidad necesaria y el tipo de olas que solemos surfear debemos fijarnos en el resto de medidas que tiene una tabla. Para ello echar un vistazo al post “Al agua patos” de nuestro blog.

Jugando con las medidas de ancho, largo y grosor de una tabla conseguiremos nuestra tabla perfecta teniendo en cuenta la flotabilidad que mejor nos viene.

El último detalle que debemos conocer el tipo de tail o cola que nos interesa en nuestra tabla. Esto vendrá siempre determinado por el tipo de olas que suelas surfear. Siempre os recomiendo buscar la mayor polivalencia posible ya que no todos tenemos la posibilidad de tener una tabla para cada tipo de ola.


Roundpin Tail
:

Permite mantener el control de la tabla conservando una buena maniobrabilidad. Este tipo de cola se encuentra en una gran variedad de tablas, desde el shortboard hasta el longboard.

 rounpin

Round Tail:

Conseguimos con este tipo de tail una cola redonda, que termina la tabla de una forma muy natural. Se aumenta así la superficie de la tabla en su parte trasera, favoreciendo la maniobrabilidad de la tabla. Se usa mucho en los shortboard para olas potentes donde la maniobrabilidad es fundamental.

roundtail

 

Squash Tail:
Proporciona mucho control a la tabla, y sus ángulos ofrecen un punto de pivote para hacer giros cortos radicales. Es el tipo de cola más utilizado en los shortboards modernos y sobre todo suele ser la más polivalente.

squash tailSwallow Tail:

El swallow tail ofrece las mismas capacidades de giros cortos y de velocidad que el squash tail. La cola de la tabla termina en dos picos, pero la superficie entre esos dos picos disminuye formando una V. Esto proporciona más control a la tabla durante las maniobras. Este tipo de tail se suele usar en los fish de olas pequeñas, para compensar que las tablas de olas pequeñas suelen ser más anchas y gruesas para tener más flotabilidad y remada.

swaloww

Existen muchas tipos de tail combinando las nombradas, pero por lo general estas suelen ser los más utilizados.

Espero que esto os ayude a encontrar la tabla más adecuada posible.

Un saludo y buenas olas 😉

Carlos Carvajal,
Vendedor de deportes de deslizamiento, Decathlon San Sebastián de los Reyes.