Aunque la seguridad es algo fundamental y que siempre será prioritario en nuestros deportes, cuando nos iniciamos debemos poner especial atención en todos los factores que influyen en nuestra práctica. Cuando nos iniciamos normalmente no estamos familiarizados con el medio, ni acostumbrados al viento y además tenemos que adaptarnos al equipo de windsurf (equilibrio en la tabla, posición de la vela, etc.).

imatge interior windsurf

 Para evitar situaciones incómodas siempre tratamos de adelantarnos a posibles imprevistos, realizando un análisis previo al entorno, conociendo la zona y las normas de seguridad propias del deporte. A continuación, te damos algunos consejos que te pueden ayudar:

  • “Nunca aprendas ni navegues solo”, es importante que en la fase inicial te enseñen monitores especializados o gente que tenga un gran dominio del deporte. De esta manera además de aprender y entender todo lo relacionado con la seguridad, aprenderás más rápido y te gustará más el deporte. Sal a navegar siempre con gente o avisa a alguien que vaya a estar fuera y pueda socorrerte en caso de emergencia.
  • “Las condiciones meteorológicas”, no solo nos fijamos en el viento a la hora de ir a navegar. Tendremos en cuenta todas las condiciones del día que nos pueden afectar; viento, olas, corrientes, temperatura, nubosidad, posibilidad de tormentas, etc… Es importante aprender a leer los diferentes partes meteorológicos que tenemos a nuestro alcance, hay que tener en cuenta la meteorología actual y el desarrollo de las condiciones previstas para el día.
  • “El viento”, siendo este pieza clave en nuestro deporte siempre le daremos una importancia especial fijándonos en sus principales variables; dirección e intensidad. Adaptaremos nuestro material en función de la intensidad y nunca navegaremos con vientos terrales (dirección tierra-mar) por la dificultad de regresar a tierra en caso de emergencia. La navegación con vientos terrales solo se debe realizar con apoyo de embarcaciones o por windsurfistas muy experimentados en grupo.
  • “La zona de práctica”, haremos un pequeño reconocimiento de la zona donde vamos a navegar identificando posibles obstáculos o zonas peligrosas; rocas, barcos, pescadores, bañistas, etc. También intentaremos utilizar zonas habilitadas para navegar, sobre todo en verano y en playas frecuentadas por bañistas cumpliendo la normativa vigente en cada zona.
  • “El equipo de windsurf”, nuestro equipo está formado por varias piezas y elementos que están expuestos a un gran desgaste. Por ello debemos ser precavidos y revisar todo el equipo adelantándonos a posibles roturas en momentos poco deseados. Una buena manera es fijarse en todos los detalles cuando monto el equipo; cabos, tornillería, descosidos en la vela, tendón del pie de mástil, cabezal de la botavara. Comprobando que todo esté en condiciones de uso.
  • “El windsurfista”, es importante prestar atención en nosotros mismos e invertir un pequeño tiempo en hidratarnos, ponernos protector solar y realizar un pequeño calentamiento antes de entrar al agua. Nuestro deporte es muy exigente físicamente desde el primer momento y debemos preparar nuestro cuerpo de manera adecuada a la actividad que vamos a realizar.

La seguridad es fundamental nunca dejes pasar ninguno de estos pasos. Espero que os gusten nuestros consejos.