El bodyboard es una variante del surf que utiliza una tabla más pequeña de espuma dura como soporte, su tamaño puede variar en función de la altura y peso del rider. Con unas aletas nos ayudamos a deslizarnos hasta el pico para poder pillar la ola. Una vez estemos sobre una ola, dependiendo de ésta pondremos las aletas metidas en la pared de la ola o sin tocarla para poder ganar velocidad. El comienzo de la primera será con un pequeño impulso y ya estaremos listos para surfear.

Aprender bodyboard no es muy difícil, si le dedicamos todo nuestro esfuerzo. Solo con algunos pocos días de práctica ya podrás deslizarte correctamente sobre las olas. Al principio, puede ser un poco decepcionante ya que los primeros movimientos son los más difíciles, pero luego te aseguro que no querrás parar.

Algo que seguramente deberás saber si quieres aprender bodyboard son algunas reglas básicas para los principiantes: 

– Nunca entres solo al mar.
– No te metas nunca en aguas revueltas o con resaca, ya que puedes no salir de ellas fácilmente.
– Haz ejercicios de estiramiento antes de entrar y al salir del agua.
– Lava todo el material con agua dulce después de cada sesión para que no se estropee.
– Uso obligatorio de las aletas. Además de ayudarnos para impulsarnos en más de un momento complicado nos ayudarán a salir del apuro. Por eso no te olvides las aletas en la orilla. Y sobre todo al principio, te pueden salir raspones del roce. Te recomendamos escarpines de bodyboard. Otro accesorio que no puede faltar en tus aletas es el invento de body. Recuerda si pierdes una, pierdes las dos.Bodyboard

Cómo aprender bodyboard

En el bodyboard se distinguen tres estilos diferentes. Uno de los estilos es el tumbado (Prone) luego tenemos a la torera (drop-knee). Y el último, de pie (stand up). El más fácil y el más utilizado para aprender bodyboard es el estilo tumbado. De los demás ya iremos hablando en próximas publicaciones.

Hay muchas maneras de disfrutar de un deporte tan libre como éste, que consiste simplemente en deslizarse por la pared de una ola. Cada uno tiene su estilo, y se puede disfrutar sin necesidad de realizar maniobras especiales o espectaculares. Ahora vamos a nombrar algunas de las maniobras que son la base de este deporte.

La Remada: Para remar correctamente y coger con mayor impulso las olas, debemos posicionarnos bien sobre la tabla. El cuerpo debe estar repartido sobre ésta. La cabeza levantada, pero sin arquear demasiado la espalda. Los hombros han de estar más o menos a la altura del tercio delantero de la tabla para que no se hunda, ni hacia delante ni hacia atrás. Debemos intentar avanzar también con las aletas pero sin separar mucho las piernas. Con los brazos, remamos como en crol aunque con un recobro un poco más abierto.

Deslizamiento: El deslizamiento puede llegar a ser sencillo si nos desplazamos en línea recta. Se puede complicar un poco cuando intentamos cambiar de dirección o recorrer la pared de la ola. El buen posicionamiento de las manos y del cuerpo nos hará ganar velocidad. Lo primero que debemos hacer es encontrar una postura cómoda tumbados sobre la tabla. La más adecuada es con dos tercios del cuerpo sobre la tabla, y las piernas afuera de ésta. No obstante, hay que tener presente que el uso de aletas nos ayudará enormemente en el deslizamiento, en la remada y en las distintas maniobras

Paso de ola, “el pato”: El “pato” es utilizado para pasar las olas en las que no queramos deslizarnos. Saber realizar este movimiento es imprescindible si queremos seguir aprendiendo bodyboard. Para hacerlo, nos sumergimos bajo las olas antes de que nos tumben. Hay que coger el momento oportuno para sumergirse, que no será demasiado pronto.

Para terminar, os dejamos un vídeo de nuestro colaborador técnico de Tribord Nicolas Capdeville.

Bueno surfbloguers, espero que os animéis a formar parte de las olas con esta publicación. ¡Nos vemos en el pico!

Macarena Delgado,
Vendedora de deportes de deslizamiento, Decathlon Los Barrios.