¿Has escuchado varias veces hablar de este deporte y no tienes muy claro en qué consiste? ¿Con qué material se practica? ¿En qué condiciones se disfruta de este deporte?

Pues bien, vamos a intentar aclarar estas dudas y animaros a probar algo nuevo.

El skimboard es un deporte parecido al surf, con la gran diferencia de que se practica cerca de la orilla.

El skimmer espera pequeñas olas desde la orilla para correr hacia el agua, dejar caer su tabla y montarla a gran velocidad en la dirección de la ola, para posteriormente surfearla, hasta finalmente acabar de vuelta en la orilla, por lo que las zonas más comunes para disfrutar de dicho deporte serán playas en las cuales encontramos olas orilleras, aunque también es muy común ver a muchos practicantes deslizándose simplemente de un lado de la orilla a otro, también parece muy divertido… ¿Te animas a intentarlo?

Pues no lo dudes, sólo te hace falta una tabla y muchas ganas de disfrutar.

En cuanto a la tabla la medida correcta sería a la altura de la cadera, con un margen de 10 cm más o menos, cuanto más corta sea la tabla, más ligera es y, por lo tanto, más manejable.

Y en cuanto al nivel, las podríamos clasificar en:

  • INICIACIÓN: Tablas preferiblemente de foam
  • INTERMEDIO: Tablas de madera, redondeadas y pequeñas.
  • AVANZADO: Tablas  largas con forma de tabla de surf, bien pueden ser de madera o de epoxy.

IMPORTANTE: sea cual sea el nivel aplicaremos parafina sobre la tabla para no resbalarnos.

Pues bien, con estos consejos básicos espero que puedas disfrutar de un día de contacto con el mar y la arena.

¡Espero que lo disfrutéis blogueros!