Cuando nos iniciamos en el surf, existen opiniones de muchas personas que asocian determinados sitios del planeta con lugares en los que hay oleaje permanente o lugares en los que no existen olas nunca. Debemos añadir que la palabra “siempre” en el surf no existe.

Un claro ejemplo de ello puede ser un verano en el North Shore de la isla de Oahu, donde resulta complicado surfear en esta parte de la isla simplemente porque la dirección del mar no es la adecuada durante esta estación del año. Estamos hablando de una isla de Hawaii donde se encuentran zonas con unas de las mejores olas del mundo como Pipeline, Sunset Beach que forman parte de la liga mundial de surf.

Con el post de hoy aprenderemos cómo interpretar los modelos de previsión de oleaje que nos ofrecen numerosas páginas web. Gracias a ellos podemos planear viajes de la manera más precisa posible.

Antes de nada debemos añadir que las condiciones pueden cambiar. No se pueden prever todos cambios que se pueden dar a lo largo de un día. Ayúdate de webcams de las playas más cercanas a la de tu destino.

Recomendamos leer el post “¿sabemos lo que es una ola?” previamente para complementar esta información.

Lo primero que debemos saber es dónde está el lugar al que nos dirigimos. No solo si está en el norte, sur, este u oeste, sino como se encuentra situada nuestra playa en relación al mar abierto. A partir de esto, todo será bastante sencillo. Todas las web de previsiones manejan estas variables.

1. Dirección del mar: La flecha debe apuntar a la costa a la que vamos a surfear.

2. Tamaño de las olas: Cada playa tiene sus necesidades, debemos conocerlas. Normalmente se mide en pies o metros.

3. Período de las olas: A más periodo el mar generalmente estará más ordenado, buscar siempre un período mayor a ocho para poder surfear, siempre sabiendo las necesidades de cada playa.

4. Viento: Preferiblemente debemos buscar un día sin viento para disfrutar de las mejores condiciones. En el caso de que exista viento, el mejor siempre va a ser el que venga desde la tierra hacia el mar (offshore). Normalmente las páginas de previsiones expresan la fuerza del viento a través de colores, siendo los claros el viento con menos fuerza, y los colores oscuros vientos con más fuerza.

5. Mareas: Debemos saber las necesidades de cada playa, normalmente el mar suele tener más fuerza en la costa cuando la marea va de bajamar a pleamar.

No existe mejor forma de acertar con las previsiones que a través de la experiencia. Saber interpretar todas estas variables no es fácil. Estas son las básicas que siempre debemos manejar para practicar nuestro deporte de la mejor forma posible.

¡Un saludo y buenas olas blogueros!