Llegar a la playa, ver que hay olas buenas y saber que vas a surfear esa ola que estás visualizando desde la orilla es una sensación única. Estar rodeado de agua y ver que no tienes límites en el horizonte es para vivirlo. Subirte en la tabla, ser empujado por una ola y sentir que formas parte de la naturaleza es algo indescriptible. La conexión con el mar cuando realizas deporte en su entorno es inigualable.

Hoy en día casi toda la población española está concienciada con los beneficios que tiene para la salud la realización de actividad física. Normalmente se asocia los beneficios de la salud con beneficios para el cuerpo tanto aeróbicos como anaeróbicos. El deporte te hace sentir bien pero no sólo físicamente sino también psicológicamente. En el post de hoy hablaremos sobre los beneficios psicológicos (en el surf), que son un elemento fundamental para alcanzar uno de los aspectos más importantes de la vida, la felicidad.

Está demostrado que generalmente en los cinco primeros minutos que se realizan actividad física al aire libre es cuando mayor aumento del estado de ánimo y autoestima se produce para el deportista. Si nos damos cuenta, se suman los beneficios de realizar deporte con los beneficios de estar al aire libre y sobre todo en contacto con la naturaleza. Si estás leyendo este post es porque te gusta el mar y en mi opinión no existe nada más grande y salvaje que el océano y el entorno que lo rodea.

El surf es uno de los deportes que mejores beneficios tiene para la salud tanto físicos como mentales.

Podemos decir que es un deporte que refuerza la autoestima, la superación personal, te permite combatir el estrés ayudándote a relajar la mente y te permite crecer como persona además de ayudarte a valorar mucho más el entorno que te rodea y la importancia de mantenerlo siempre en su estado original.

Numerosas universidades en California e Inglaterra han realizado programas de surf con personas con depresión y estrés  y han obtenido resultados muy positivos. Los sujetos utilizados en este estudio hablan que después de hacer surf se sienten más relajados, con menos estrés y sobretodo felices. Convirtiéndose mucho de ellos en nuevos surfistas gracias al descubrir este deporte.

chico-playa-surf

A pesar de los estudios quiero compartir los beneficios mentales que tiene para mi el surf, estoy seguro que más de una persona siente lo mismo que yo.

Llegar a la playa, ver que hay olas buenas y saber que vas a surfear esa ola que estás visualizando desde la orilla es una sensación única. Estar rodeado de agua y ver que no tienes límites en el horizonte es para vivirlo. Subirte en la tabla, ser empujado por una ola y sentir que formas parte de la naturaleza es una sensación absolutamente indescriptible. La conexión con el mar cuando realizas deporte en su entorno es inigualable.

Todas estas sensaciones conforman una pasión y sin duda son uno de los motivos que hacen que te sientas más motivado en cada día.

Surfea siempre que puedas pero siempre con responsabilidad y respeto hacia la naturaleza y las personas.