El post de hoy va dedicado a todas esas personas que por los motivos que sean no pueden surfear todos los días, ya sea por estar lejos del mar o por falta de olas.

El surf es un deporte realmente exigente donde mantenerse en forma resulta muy complicado si no tenemos la posibilidad de surfear todos los días.

Todas las personas que surfeamos hemos vivido experiencias similares con nuestro querido deporte. Volver de un “surftrip” memorable donde en cada baño te salía lo que querías, la confianza en ti mismo era increíble y lo mejor de todo: no te cansabas casi nada…

Pasa ese “surftrip” y te encuentras en tu casa esperando a un mar egoísta que no deja ni rastro de olas… Pasa una semana, un mes o incluso dos y nos paramos a pensar, y llevamos muchísimo tiempo sin remar una ola. De repente accedes a la web de previsiones y se acerca un “swell” de los grandes.

Llega ese día, caliento y me voy al agua en la búsqueda de una buena ola. Empiezo a remar y me noto pesado, parece que se me han oxidado los hombros de no remar. Después de 15 largos e interminables minutos me dispongo a coger la primera ola, la bajo, me sitúo en la pared de la ola,  empiezo a bombear y es el momento adecuado para realizar una maniobra. Hago el bottom pero la tabla no responde como yo quiero, intento cambiar la posición del cuerpo pero nada fluye como debería y me caigo al agua.

Muy lejos queda ese día épico de aquel “surftrip” donde me salía todo lo que quería. 

No existe mejor forma de entrenar tu surfing que surfeando, pero siempre podemos hacer cosas que tengan una transferencia muy positiva con nuestro deporte. De esta forma evitaremos ese típico día de surf en el que parece que llevamos siglos sin coger una ola.

En este post os daremos algunas recomendaciones para “entrenar en seco”.

  • Ejercicios de inestabilidad: Nos ayuda a trabajar el equilibrio y control postural ligado al entrenamiento de fuerza y coordinación.

inestabilidad

 

  • Surfear el asfalto (longboard): Ayuda a definir tu “flow” y estilo. Una buena posición sobre la tabla  conlleva coger más velocidad. También sirve para tener muchísima precisión en los giros (movimiento de brazos-piernas muy similar al surf). Patinar con un longboard requiere muchísima concentración asociada al movimiento de tu cuerpo, algo que sin duda tendrá muchísima transferencia con el surf.

asfalto

  • Natación:Nadando trabajarás la resistencia y potencia muscular, la resistencia aeróbica y mejorarás la respiración. Todo esto hará que puedas remar con más fuerza durante más tiempo y así poder disfrutar de más largas y productivas sesiones de surf.

Estas son solo algunas recomendaciones para disfrutar al máximo del surf tanto fuera como dentro del agua. Si tienes alguna rutina que quieras compartir con nosotros no dudes en decírnoslo.